Ayuntamiento de Iza / Izako Udala


Historia

El Ayuntamiento de Iza, desde la fusión de los pueblos de la Cendea de Iza y del Valle de Gulina, decidida en el año 1942, abarca al conjunto de localidades:

  • Cendearias: Aldaba, (Aldaz), Ariz, Atondo, Erice (sede municipal), Iza, Lete, Ochovi, (Orderiz), Sarasa y Zuasti.
  • Y las del valle de Gulina: Aguinaga, Cía, Gulina, Larumbe y Sarasate.
  • Además de estos núcleos de población, en la Cendea se documentan los despoblados de Atea, Artiza, Ezkiaga, Iharte, Murko, San Andrés, Sandaña y Sarluz.

Las armas del valle presentan la ermita de la Trinidad de Aguinaga, sobre un montículo.

El tendido del ferrocarril de vía estrecha ‘el Plazaola’, que unió Pamplona con San Sebastián, fue paralelo y contiguo a la N-240 a su paso por la Cendea.

El destino productivo de los 51 Km² del suelo municipal se distribuyó de forma desigual entre la Cendea y el Valle. Actualmente buena parte de la superficie cultivada (2.218 hectáreas) corresponde a la Cendea, y del terreno forestal (1.847 hectáreas) al Valle. Entre los cultivos predomina el cereal (1.831 hectáreas de trigo, cebada, avena, forrajes, leguminosas y patatas); así, es conocido el éxito de las cosechas cerealísticas en Iza por su seguridad y buenos rendimientos. Sin embargo han desaparecido la antiguas viñas y el ganado de labor.

Operó como “atea” (puerta) junto al río Arakil en Oskia marcando desde la prehistoria una ruta importante para comunicar la Cuenca de Pamplona con las tierras de Arakil. En los inicios del siglo XI, antes de que Sancho el Mayor promoviera el camino de Santiago por Puente la Reina-Logroño, muchos de los peregrinos ,temerosos del camino del sur lleno de riesgos árabes, se desviaban por la zona de Iza/Gulina (Larumbe era un punto de referencia) para, pasando por Lecumberri, llegar a Vitoria. Asimismo la ruta de Pamplona al mar (Oyarzun) pasaba por Iza/Gulina. Y ya en el año 1785 el “camino real al Norte de la Provincia” cursaba por el paso Erice, como hasta nuestros días; por ese portillo de Erice pasa igualmente la autopista AP15.

Censados a principio de cada año: 1900 (956 habitantes), 1996 (660), 2000 (728), 2004 (754), 2006 (843).

La Cendea de Iza quedó consolidada durante el siglo XVI con los once lugares existentes hasta nuestros días más la Granja-Priorato de Iharte; hubo una fugaz incidencia tras la reforma municipal aprobada en la primera mitad del siglo XIX, cuando el Concejo de Erice y Ochovi se segregaron de la Cendea de Iza y formaron un ayuntamiento independiente …. que duró unos pocos años, pasando nuevamente a reintegrarse en la Cendea. Los Condes de Lerín poseyeron los lugares de Oskia y Artiza y las pechas de Iza y Ochovi. El monasterio de Irache, hasta la desamortización del siglo XIX cuando pasó a manos privadas, fue dueño del cenobio románico de Yarte y San Andrés, y de bienes en otros pueblos. El monasterio de Iranzu tuvo collados en Ochovi, Sarasa y Atondo.

No hay noticias sobre asentamientos humanos anteriores a la romanización, aunque es lógico pensar en su existencia cerca de los pasos de Erice y sobre todo, de Oskia. Atondo fue paso obligado en la ruta de Pamplona al Valle de Arakil. También Lete, en el camino de Pamplona a Oskia por San Bartolomé de Ate en Olza; y Artiza, por la que va el camino de Arakil al puente de Miluce e Iruña por Aldaz e Iza. El “portus” (atea) o paso por el río Arakil en Oskia marcó desde la prehistoria una ruta importante para comunicar Pamplona y su Cuenca con las tierras de Arakil, Burunda y Álava, aunque otro vial importante, con su trazado actual desde el año 1785, el “camino real a la Provincia”, prefirió el paso por Erice.

Normalmente, cada lugar formó un concejo, presidido por un mayoral “Buruzagi” y jurado o regidor; celebraban sus juntas en lugares determinados, llamados “Batzarrekuntza”. Presidía la cendea un diputado entre cuyos cometidos estaba la organización militar.

Sarasa era entonces y continuará siéndolo hasta la década de 1970, el núcleo mayor de población, seguido por Atondo en 1553. La mencionada construcción del camino real a la Provincia de Guipúzcoa en 1785 por Erice contribuyó a que esta localidad pasara a ocupar el segundo lugar la cendea por número de habitantes.

Durante el siglo XIX la desamortización motivó el cambio de propiedad de Iharte, que pasó del monasterio de Irache a manos privadas. El tendido de la vida férrea hizo nacer la estación de Zuasti, única entre Pamplona e Irurzun.

El Valle de Gulina fue de señorío realengo: En 1192 el Rey navarro Sancho VI el Sabio definió “por fuero” las cargas (“fonsadera”) que los vecinos del Valle de Gulita debieran aportar a la Corona.

En 1269 el rey Teobaldo I les redimió de las “labores de castillos” a cambio de una aportación económica.